|

EMINENCE – PATRIOT y LEGEND – Reseña de producto de Gitarre & Bass

AMP STATION

Como ya habíamos anunciado, en este número vamos a analizar las series Patriot y Legend de Eminence. A diferencia de la serie RedCoat de sonido más bien británico (véase el número anterior), la empresa describe los modelos Legend y Patriot como equipos de sonido típicamente americano. Estos altavoces se caracterizan básicamente por tonos más cálidos y oscuros que los RedCoat. Se centran en unos medios más bajos y una respuesta en alta frecuencia más suave.

red, white & blues

El fabricante describe al Red, White & Blues como un altavoz para el «rock americano clásico». Con 120 vatios y una sensibilidad de 101 dB, es uno de los equipos más potentes de nuestro banco de pruebas. Suena sorprendentemente oscuro con un fuerte énfasis en los medios bajos. Las frecuencias altas son bastante tímidas y suaves. Si se compara con el Heritage Celestion G12M, se observará lo evidentes que resultan estas características. Para no obtener un sonido demasiado oscuro, hay que aumentar un poco la presencia y los agudos. Ofrece una dinámica muy estable.

El altavoz demuestra su fortaleza en los gruesos sonidos distorsionados del rock, que tienen que desarrollar muchos bajos y volumen. Si se toca algo más moderado o suave, las tonalidades no se perciben tan bien. A niveles bajos, carece de los armónicos y la amplitud que transmitiría un buen sonido de blues. Por lo tanto, demuestra todo su potencial con las guitarras de bobina simple: puede domar con tal bravura los amplificadores de sonido demasiado brillante o áspero, que se vuelve a disfrutar tocando.

Se recomienda combinarlo con los amplificadores muy agresivos y de sonido brillante JCM 800 o JCM 900 de Marshall. De este modo, desarrolla una enorme fuerza, unos bajos suficientes y unos agradables agudos haciendo que estos amplificadores brillen bajo una nueva luz. En resumen, muy adecuado para riffs roqueros en los que se busca un gran empuje, medios realzados y gruesos sonidos solo. El precio de venta al público es de unos 89 €. Esto también lo hace especialmente atractivo.

cannabis rex

El nombre de este altavoz ya revela su característica especial. Está provisto de un cono de cáñamo y entra en competencia directa con el famoso altavoz Tone Tubby, cuya membrana también está hecha de cáñamo. Si los comparamos, gana claramente el Cannabis Rex. Suena mucho más potente y dinámico que el cono de cáñamo del Tone Tubby Alnico. Además, su respuesta en frecuencia parece algo más lineal y compensada que la su competidor. Los agudos no llegan a ser tan oscuros y los medios son más claros y abiertos. Para mi, este altavoz ha sido una sorpresa positiva en todos los sentidos, ya que su ámbito de aplicación es increíblemente versátil. Suena fantásticamente para jazz, fusión, blues o rock. Tiene una potencia de sólo 50 vatios pero apenas se pudo percibir en la prueba ya que se mostró casi tan estable como el Red, White & Blues o el Swamp Thang. Me gustaron especialmente los agudos «satinados», de sonido suave aunque muy definido. Los agudos se funden y llegan muy, muy amplios. Casi como si se hubiese activado un armonizador. De hecho, el fabricante recomienda este altavoz especialmente para jazz y country, pero a mí me encantó para los sonidos de blues y rock. Pude crear perfectamente mis queridos sonidos de chelo y violín al estilo Jeff Beck o Bonamassa.

En un Fender Blackface Deluxe Reverb, el Cannabis Rex también resultó ser el sustituto ideal de un Jensen. Un amplificador Fender suena extraordinariamente cálido y centrado con este altavoz, sin mermar ninguna de sus características de sonido típicas. También sería una interesante recomendación para los amplificadores reeditados de Fender de sonido algo más brillante. Precio de venta: 89 €. La combinación de Cannabis Rex con Celestion G12M Green back resulta realmente atractiva ya que se produce una sinergia perfecta. El Celestion proporciona los agudos británicos y el Cannabis Rex la profundidad de sonido y los medios oscuros, obteniendo así un resultado bastante tridimensional en general. ¡Todo un acierto!

swamp thang

Cuidado, que viene la «Cosa del pantano». Quizás esté inspirado en la película de terror de los años cincuenta. La razón por la que este altavoz tiene un nombre tan llamativo se entiende desde que se escucha su primer sonido. Se trata del conseguido equipo de Eminence orientado a sonidos desde el hard rock hasta el heavy metal, con 150 vatios de potencia (97 dB). Quizás sea el mejor altavoz que haya probado en este segmento. Su fuerza y estabilidad no tienen parangón. La gama de frecuencias se ha seleccionado de modo que siempre se obtienen buenos resultados, desde sonidos limpios hasta sonidos de alta ganancia. Demuestra su potencial a altos niveles. Pero para eso ha sido concebido.

En todas las publicaciones lo describen con el término «espeso» resaltado en negrita. Presenta unos bajos gruesos y estables, medios que destacan y unos agudos totalmente convincentes sin que resulte nunca demasiado áspero o rudo. Ya conocía este altavoz de la caja «Club-Cab» de excelente sonido del holandés Paul Lenders. El Swamp Thang parece ser la solución ideal si se desea simular un frontal completo 4×12 de Marshall con un pequeño sistema 1×12 o 2×12. En cada nota o acorde, uno no puede evitar mirar por encima del hombro para asegurarse de que realmente sólo funciona uno de los altavoces de 12″ en la pequeña caja de referencia de Marshall. Con este altavoz se consigue ejecutar igual de bien tanto los gruesos riffs como un solo de alta ganancia al estilo Metallica o Steve Lukather.

Dentro de este mismo género es superior al similar y estable Electrovoice 12L, ya que el Swamp Thang suena más crudo, más roquero y, por lo tanto, más apropiado. Quien utilice un rack con un preamplificador de tres canales y desee revivir un clásico de alta ganancia con bastante fuerza y contorno debe probar ineludiblemente estos altavoces. Obviamente es la solución ideal si no se quiere seguir cargando con la caja 4×12. Además, con un precio de 89 € es bastante económico. Y cuidado: «lt might get loud» (podría ser ruidoso)…

legend 1258

Si se comparan las distintas series de Eminence, parece que los modelos de la serie Legend son los antepasados de los RedCoat y Patriot. Incluyen características de los altavoces RedCoat y Patriot, pero no parecen orientados específicamente a determinados estilos musicales. El 1258 es un altavoz vintage de pura raza y económico (unos 59 €) con unos 75 vatios estables, especialmente interesante para los fans de Jensen. Suena abierto, totalmente americano con unos nítidos medios y unos agudos excelentes. En el rango de graves se muestra contenido y conciso. En la prueba sonó muy convincente con combos tweed que reproducían adecuadamente sus nítidos ataques y sus crudas notas de rock and roll. Suena brillante pero no áspero, abierto y transparente. El sonido base es de madera y satinado, tal y como uno se imagina el sonido vintage de Fender. Es una lástima que aún no haya recibido el Weber 12F150. Hubiera sido muy interesante realizar una comparación directa. He probado este altavoz de 15″ instalado en un combo tweed Victoria 25115. También en este caso fue excelente la respuesta de este altavoz. Con un Marshall de 18 vatios o un JTM45, su respuesta recuerda un poco al de un Celestion G12M. En especial, los graves son igual de claros y roqueros. Con una Telecaster desarrolla un twang áspero, que podría resultar interesante para músicos de country con tendencia roquera. En general, su gama tonal se basa en los antiguos altavoces cerámicos Jensen, aunque aporta una mayor potencia y estabilidad.

legend 1218

Este altavoz también procede de la serie Legend y, sin embargo, ofrece una gama de sonidos totalmente diferente al 1258. Presenta unos medios más fuertes, unos agudos muy ágiles y un poco más de graves que su hermano. Su punto fuerte reside en el control con unos amplificadores adaptados, donde desarrolla un maravilloso sonido de fusión con sabor a Dumble. Blues en estado puro. Incluso a bajo volumen se obtienen logrados solos, que me gustaron especialmente con una Les Paul o ES-335. Recuerda a los solos de los Eagles, Steely Dan o Lee Ritenour. Muestra cierta similitud con un Celestion Heritage 65. En cambio, el 1218 suena algo más suave y menos roquero. Es una buena solución para los propietarios de pequeños combos que desean ejecutar solos de voz de blues o fusión.

El 1218 proporciona una potencia de 150 vatios ofreciendo, de este modo, suficiente fuerza y estabilidad como para no sonar nunca turbio. Con un precio de aproximadamente 55 €, este altavoz es una verdadera ganga. En general, la serie Legend se encuentra infravalorada y en los principales foros de guitarristas se presta bastante más atención a los modelos RedCoat y Patriot. Para mí, los altavoces Legend han sido un descubrimiento realmente interesante, ya que «económico» no significa necesariamente «mediocre». En el próximo número dedicaremos nuestro banco de pruebas a algunos equipos Weber…

Puede consultar toda la información sobre los productos en:

http://www.adamhall.com/en/Eminence_Speaker.htm

Fuente: Revista Gitarre & Bass, Alemania, Junio 2011

Artículos relacionados

Artículos recientes

Escribir un comentario

*

  1. hola queria preguntar si el 1218 de todas maneras sirve para tocar con altas ganancias?heavy rock o algo parecido…muchas gracias!

    • Los Legend, en general, son altavoces versátiles y van bien para el Metal. Los Patriot ofrecen un sonido americano mientras que los Redcoat tienen más un sonido británico. En general, estamos hablando de series de altavoces, no de altavoces concretos, ya que cada serie incluye varios modelos de altavoces aptos para distintos géneros musicales. Incluso la elección de un solo altavoz depende de qué características ofrece el altavoz que ayuden al músico a conseguir el sonido que busca. Cualquier altavoz puede ser un buen altavoz para Metal (o para cualquier otro género) si tiene las características que el músico busca. Por lo general, los altavoces más populares para Metal son el Texas Heat y el Swamp Thang de la serie Patriot, el Man O War y el Wizard de la serie Redcoat, y el Legend V128 de la serie Legend.