|

Adam Hall GmbH – (Casi) de todo para el escenario

Adam Hall GmbH suministra componentes para Flightcases; su director David Kirby apuesta por la vinculación local.

El edificio construido en 2008 en la nueva zona industrial de Kellerborn puede verse a lo lejos. El cubo negro sobre el que se apoya el edificio de oficinas acristalado forma un llamativo paso fronterizo entre Westerfeld y Anspach. «Los vecinos ya se han acostumbrado al edificio», comenta Sven Wagner, director comercial de Adam Hall GmbH. La imagen externa es una cosa, pero a qué se dedica realmente uno de los principales empleadores de la región, qué produce, cómo se gana la vida… eso no lo sabe mucha gente.

La empresa Adam Hall, fundada hace algo más de 30 años por David Kirby, genera su volumen de negocio mediante la producción, el comercio mayorista y la distribución de accesorios para la fabricación de Flightcases y contenedores de transporte. Sin embargo, estas sólidas cajas para el transporte de equipos de música no se montan en Neu-Anspach aunque la empresa disponga de todos los componentes imaginables dentro de su programa, desde tableros de madera hasta perfiles de aluminio. Estos se venden, por ejemplo, a carpinteros que ensamblan todas las piezas atendiendo las peticiones del cliente final. Las fundas de transporte individuales se utilizan, entre otras cosas, para conciertos, lo que significa que entre los clientes finales también se encuentran artistas de renombre. Las Flightcases también se utilizan en el campo de la tecnología médica, la industria e incluso en la Fórmula 1 para el transporte de mercancías frágiles. Hay muchos ejemplares únicos especialmente creados para atender las necesidades de cada cliente particular. El mercado se puede comprender fácilmente. «Nos hallamos en un nicho de mercado clásico», señala Wagner. Un nicho de mercado muy atractivo y que Adam Hall ha ampliado. A pesar de un crecimiento aún moderado, se ha registrado una cierta saturación, como manifiesta en este contexto el director comercial.

Por eso es tanto más importante que la empresa no deje de sacar nuevos grupos de productos al mercado, que ya representan una gran parte del volumen de negocio. La gama de productos de Adam Hall ha crecido tanto que «ofrecen todo lo que se necesita para el escenario, salvo los instrumentos», tal como afirma Wagner.

Adam Hall produce y distribuye una amplia variedad de productos de audio profesionales, como equipos PA, micrófonos inalámbricos, altavoces y tecnología de audio analógica «Made in Germany». Además, la gama de productos incluye una extensa variedad de accesorios, como conectores, cables y trípodes. En el sector de eventos e industria, ofrecen una protección profesional de cables y conductos con la línea de pasacables Defender. Desde 2012, la nueva marca Cameo complementa el surtido con la categoría de tecnología de iluminación LED.

Entre las marcas comerciales de Adam Hall se encuentran, entre otras, LD Systems, LD Premium, Palmer PRO, Palmer MI y trípodes K&M.

El sólido crecimiento de la empresa ofrece puestos de trabajo seguros y completos programas de formación, tanto para comerciales mayoristas y minoristas, profesionales de la logística de almacenes y técnicos informáticos como también, por primera vez a partir de este año, para diseñadores multimedia. En la empresa reina un ambiente de comodidad y cercanía entre los empleados, el tono entre ellos es amable y desenfadado. Además de la central, Adam Hall dispone de oficinas en diferentes países que coordinan las ventas de sus productos a nivel local con empleados fijos. Tiene oficinas en Polonia, Gran Bretaña, España (para Francia, Italia, España y Portugal), Dinamarca (para el Norte de Europa) y los Países Bajos (para los países del Benelux). La constante inversión en la ampliación del canal de distribución en el extranjero es en parte la causa de que la empresa haya logrado resultados positivos incluso en los últimos años. Durante el último ejercicio, que finalizó el pasado 30 de junio, registró un volumen de negocio de unos 40 millones de euros.

Pero aparte de los números, para el director David Kirby son importantes otros aspectos que nada tienen que ver, como apunta Wagner. Así pues, comenta Wagner que Kirby es un jefe muy social que da importancia a las relaciones locales. No solamente los empleados viven casi todos en Neu-Anspach y los alrededores, la colaboración con la política local siempre ha sido muy constructiva y respetuosa. Ese es un motivo más por el que Kirby invierte aquí, muy cerca, y no lejos.

Más información en: http://www.adamhall.com/

Fuente: Usinger Anzeiger, Alemania, mayo de 2012

Artículos relacionados

Artículos recientes

Escribir un comentario

*