| | | |

La icónica «La Victrola» contiene tecnología de eventos de Adam Hall Group

La Victrola es a la vez una escultura de acero de 13 toneladas que representa un gramófono y un escenario para actuaciones que rinde homenaje a los orígenes de la reproducción de la múisca grabada. El equipo responsable está formado al completo por voluntarios; en los últimos dos años esta escultura ha aparecido en un importante festival artístico* celebrado en el desierto de Nevada, EE. UU., a finales del verano. Transcurrida una semana, toda la estructura se desmantela y se transporta de vuelta al American Steel Studios en Oakland, California, donde se fabricó.

En su función de escenario, La Victrola alberga conciertos nocturnos con actuaciones en vivo de bluegrass, country, jazz, ópera, artistas de burlesque, etc. Para hacer posibles estas producciones, La Victrola requiere iluminación de escena profesional y un importante sistema de refuerzo sonoro que respalde estas actuaciones acústicas. Sin embargo, el diseño del sistema de sonido de La Victrola también debe competir con muchos otros sistemas enormes de PA fijos y móviles, que propagan continuamente el martilleo de la música electrónica durante todo el festival. A este desafío se añade el intenso calor del desierto (41 °C a media tarde) y el omnipresente y supercorrosivo polvo de álcali, que puede oscurecer el sol durante tormentas de polvo que soplan a 110 kilómetros por hora. Es fácil imaginar por qué cualquier técnico de producción se echaría a temblar al prepararse para este evento. Acudimos a Adam Hall Group y su repertorio de tecnologías para eventos, y al momento encontramos soluciones en su marca de iluminación, Cameo, y su marca de audio profesional, LD Systems.

«Embalamos la iluminación Cameo y los equipos de audio profesional LD Systems, y nos dirigimos al desierto de Nevada, habiendo hecho solo algunas pruebas preliminares y sin plan B. Teníamos programados tres espectáculos exclusivos en uno de los entornos más inhóspitos del planeta. Lo más sorprendente es que no tuvimos ni un solo problema con el equipo de sonido y de iluminación. Por tanto, los productores y los artistas pudieron seguir libremente sus instintos creativos y ofrecer unos conciertos fenomenales. Fueron unas noches mágicas», contó Nick Fynn, uno de los fundadores del proyecto La Victrola.
Nick Fynn and Alexander Pietschmann (CEO Adam Hall Group)
«Cuando empezamos a conceptualizar el diseño de producción para La Victrola, sabía que queríamos conseguir dos objetivos principales: iluminar la estructura y el escenario de un modo espectacular de forma que fuera inconfundible desde lejos, y crear un sonido preciso para un público numeroso al tiempo que conservábamos un toque íntimo», explicó Scott Theakston, diseñador de producción de La Victrola.

«Tras usar un sistema de PA más convencional en 2016, comprendí que el efecto acústico que buscábamos solo sería posible con un sistema de array de altavoces espaciados, que lograban un amplio patrón de dispersión. Gracias a la generosa ayuda de Adam Hall Group, pudimos instalar seis altavoces de columna LD Systems MAUI 28, con los monitores con retardo situados a intervalos de 7,6 metros en una línea a 50 grados de la pareja principal de monitores situada en las esquinas del escenario. Una vez eliminamos las latencias de los monitores espaciados, el sistema adquirió una increíble coherencia envolvente que permitía a la gente del público moverse del escenario a la posición de mezcla (a 23 metros de distancia) sin caídas de amplitud ni manchado espectral en las frecuencias. Teniendo en cuenta que nos encontrábamos en el entorno abierto perfecto para evaluar este tipo de diseño de array y de altavoces, puedo asegurar que quedé asombrado al escuchar lo equilibrados que sonaban los MAUI 28, incluso antes de que tuviera ocasión de optimizar y afinar el sistema. Durante nuestros conciertos, en los que contamos con una gran variedad de músicos e instrumentos en el escenario, el sistema ofreció en todo momento un sonido perfectamente inteligible con pegada y presencia a un público de más de 500 personas, sin recurrir a volúmenes excesivos. Incluso pude ver a varios grupos de personas conversando cómodamente justo al lado de los altavoces a volumen de concierto, algo totalmente impensable con un diseño de PA normal. Y aunque La Victrola está pensada principalmente para músicos acústicos, sí que contamos con un DJ que pinchó temas swing-house como cierre de un concierto, y el sistema (con unos pocos ajustes de los niveles de bajos) pudo manejar ese tipo de contenido de manera fantástica: había montones de personas bailando. Además, debido al perfil estilizado de los MAUI 28, su colocación junto a nuestras farolas de estilo art nouveau y su campo sonoro amplio y completo, muchas personas se acercaron a preguntarnos si el sonido salía realmente de la bocina. ¡Estaban impresionados y no sabían precisar de dónde provenía!»

«Me encantó tocar con el sistema de PA Stinger de LD Systems», comentó el guitarrista y productor Tom Lattanand. «Para este espectáculo había trabajado con unos especialistas en efectos con fuego que conozco, que incorporaron un lanzallamas al mástil de mi Taylor. Estaba tocando una versión de un tema de Django Reinhardt mientras controlaba los efectos de fuego mediante un pedal de volumen modificado. El sonido en el escenario era alucinante, así que pude soltarme y pasármelo bien».

«Quedé muy impresionado con el funcionamiento de los altavoces Stinger 12A G3 de LD Systems que usamos como cuñas de suelo para el escenario», explicó Scott Theakston. «Soy muy exigente con los monitores activos de escenario, y estos Stingers eran fantásticos, no solo por su fidelidad y potencia, sino por su durabilidad. Me gustó de veras la opción de filtrado del modo ‘Monitor’ que traen incorporado, y lo fácil que fue hacer que sonaran bien para ofrecer un refuerzo vocal limpio y sin complicaciones. Los pusimos a prueba de verdad, hasta soportaron una enorme tormenta de arena instalados en el suelo sin fallos ni problemas, mientras que vi cómo esa misma tormenta pudo con una consola digital de alta gama. ¡Qué altavoces funcionales tan magníficamente diseñados!».

«Las luces LED Cameo que nos proporcionó Adam Hall Group fueron sencillamente fantásticas», comentó Tim Bremner, director creativo de La Victrola. «La instalación tiene 10 metros y medio de altura y, como ocurre con nuestro diseño de sonido, el diseño de iluminación debía competir con otras pantallas gigantes, muchas de las cuales eran móviles. Las luces Cameo eran increíblemente potentes, pero no resultaban molestas. Desde lejos, La Victrola era una de las instalaciones más reconocibles del festival, pero de todos modos los asistentes podían acercarse hasta ella e incluso interactuar con ella sin quedar cegados».

«Necesitábamos focos que pudieran aguantar instalados más de una semana en un entorno que destaca por su capacidad para estropearlo todo (incluida la gente)», prosiguió Scott Theakston. «Más allá del castigo propinado por el calor y el polvo, teníamos que preocuparnos por si los asistentes golpeaban o dañaban las unidades, ya que estaban atornilladas a la plataforma superior. Desde el momento en que desembalé uno de los Cameo Flat Pro 12 IP65 supe que todo iba a ir bien: ¡son sólidos como un tanque! Cuando encendimos los focos en La Victrola, la estructura cobró vida con todos aquellos colores vivos, y me sentí especialmente agradecido por disponer de los LED ámbar que nos permitieron combinar a la perfección los tonos dorados y tungsteno de la iluminación de los paneles laterales. Incluso funcionaron de maravilla como luces de trabajo para nuestro equipo mientras comenzamos a iluminar la estructura, lo que supuso una ayuda extra fantástica».

*Los derechos de propiedad intelectual del festival no nos permiten citarlo directamente por su nombre; también nos esforzamos por respetar, no nombrándolo, la conocida postura del festival en contra de la comercialización y la mercantilización.

Más información:
La_Victrola.org
MAUI 28 G2
STINGER G3 12”
FLAT PRO 12 IP65

Artículos relacionados

Artículos recientes

Escribir un comentario

No es posible comentar este artículo.